Para escuchar 'Classical variations' de Rick Wakeman, sobre 'The new world symphony' de Dvorak clica y se abrirá en otra ventana

http://www.vilallonga.com/images/Maquillaje.jpg

8

Autoestima y autenticidad

Autoestima es lo mismo que amor propio, que significa confiar en sí mismo, estar seguro de las propias capacidades y buscar ser consciente de los propios límites, discerniendo cuáles deberán ser respetados y cuáles transformados. De forma contraria a lo que muchos piensan, la autoestima no es un estadio al cual se llega y nunca más se pierde. A lo largo de la vida pasamos por distintos momentos en los cuales nos queremos más o nos queremos menos. Eso ocurre en función de la trama entre diversos factores internos y externos. Depender demasiado de la opinión ajena hace que la autoestima esté siempre vinculada a la aceptación por parte del otro. Sin embargo, no considerar la opinión de los demás hace que la autoestima se construya con bases irreales e ilusorias, sin parámetros humanos más universales.

Por lo tanto, conseguir amarse a sí mismo no es una tarea solitaria y sin conflictos, ni tampoco es una tarea colectiva en la cual el otro define la respuesta final. Es un esfuerzo de la conciencia que une los sentimientos, los pensamientos, la sociabilidad y la espiritualidad. El aprendizaje de la autoestima comienza cuando alguien nace y es tocado con manos que le aman o no. El amor del otro -padres, educadores, amigos, etc.- es fundamental para el desarrollo del amor a sí mismo. Y eso está directamente relacionado con la imagen que cada uno construye de sí mismo, a partir de la imagen que los demás proyectan en los distintos y diversos espejos de la vida.

La palabra autenticidad viene del vocablo griego authentikós y significa aquél que tiene autoridad. Así que podemos comprender la expresión "ser auténtico" como tener autoridad sobre uno mismo, tener firmeza y coherencia interna. Y para eso es necesario conocerse, aceptarse y quererse.

Angélica Sátiro

Creo que en este punto habría que decir algo sobre la autoridad en las relaciones, que es la legitimidad de la autoridad, la legitimación... bueno... queda dicho, y tú si quieres, te quedas pensando en ello un poco más.

Uno puede amarse mucho y saberse digno... Luego, la autoridad de nuestra imagen, de nuestra presencia, de nuestro ser, es siempre cosa de dos. Si alguien te la niega, con ese alguien no la tienes, es relacional. La autoridad, la verdadera, no el 'poder de mandar'... es un 'don que nos dan' con inmensa generosidad. Y es tan 'don' que a veces ni sabrás que la tienes ni cómo usarla. Lo que no significa que no la aproveches satisfactoriamente, ya que existe, está en la relación, aunque no cuentes con ella.

Genista